sábado, 3 de diciembre de 2011

SUECIA - SUNDSVALL

Seguimos con nuestra ruta sin dejar el Golfo de Botnia hasta llegar a Sundsvall. Una bonita ciudad totalmente reconstruida después de que un devastador fuego la arrasara en 1888.

Como tuvieron que reconstruir casi toda la ciudad, Sundsavall ofrece una mezcla estilos arquitectónicos difíciles de encontrar en otros puntos del país. Lustrosos edificios de estilos  neo-gótico, neo-barroco y neo-renacentista abundan por el centro de la ciudad dándole un toque muy señorial.

Esta vez no empezamos por el centro si no por una de las partes un poco más alejadas de la ciudad, encima de una colina desde la que puedes tener buenas vistas sobre toda la ciudad (hay también una torre-mirador de 150m) se encuentra el Friluftsmuseum, un museo al aire libre gratuito donde hay una una serie de antiguas casas de madera. El paseo es agradable, la parte de museo no es demasiado grande pero tienes muchas opciones de seguir andando por la montaña una vez finalizada la visita.




Cuando acabamos nuestro paseo se nos entregó una sorpresa que nos dejó perplejos, por esta vez, abandonamos las sillas gigantes para apoltronarnos sobre un banco gigante!


De nuevo con Furguiburi nos adentramos en el centro de la ciudad, la dejamos aparcadita y previo pago de la zona azul (grrr .. que poco nos gusta pagar por aparcar!) nos aventuramos a descubrir Sundsvall.

Nos encontramos con una ciudad animada, dividida por un río con un agradable paseo por sus alrededores. Hacía un sol esplendido aunque el aire era bastante frío, se nota que el invierno se acerca!

Paseando por las calles más céntricas rodeadas de preciosos edificios culminados con cúpulas o pequeños torreones nos sorprendió ver esculturas de dragones de varios artistas que le daban un toque gracioso e informal a la majestuosa ciudad.





Sundsvall no tiene nada destacable pero un paseo entre sus edificios y sus animadas calles no esta nada mal. Ofrece una bonita plaza, Stora Torget, coronada por un enorme edifico donde entre otras cosas se aloja la Turist Info y por destacar alguna cosa más, la iglesia de Gustav Adolfs la cual puedes entrar a visitar gratuitamente.

En fin, no es una visita indispensable en Suecia, pero bueno, ya que estábamos ahí pasamos una buena mañana.

Para acabar de rematar la zona, nos fuimos a comer a una gran isla que hay a pocos kilómetros de Sunsdvall, la isla de Alnö. El pequeño pueblo de Vi acoge un par de iglesias una enfrente de la otra. La vieja iglesia es una mezcla de estilos del siglo XII y XV y durante el verano se puede visitar gratuitamente. Según explica nuestra guía y lo poco que pudimos ver a través de las ventanas, su interior es muy bonito.

La nueva iglesia no tiene nada destacable, es bonita en la tónica de las demás vistas por el país.

Antes de abandonar el lugar paramos en una gasolinera a cambiar la colocación de las ruedas, pues tras tantos kilómetros las delanteras estaban bastante desgastadas con lo que pasamos una buena parte de la tarde liados con las ruedas!


Nos despedimos de la zona para seguir con nuestro rumbo hacía el sur, el frío nos aprieta y nosotros somos del Mediterraneo!

1 comentario:

  1. Gracias por sus comentarios, muy agradable de leer y útiles. Saludos desde Uruguay.

    ResponderEliminar