domingo, 25 de enero de 2015

ITALIA - TOSCANA: LUCCA Y PISA

Seguimos  nuestra ruta toscanera hacía uno de los puntos más importantes y conocidos de la zona, Lucca.

Lucca gozó de gran poder en el siglo XII cuando se convirtió en un punto clave en el comercio de la seda.  Posteriormente, tras un breve periodo bajo el poder de Pisa, fue durante 500 años una república independiente hasta que Napoleón colocó a su hermana Elisa y se les acabó el chollo. 12 años después fue un ducado de los Borbones para finalmente acabar formando parte del Reino de Italia.

Gracias a que los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial no le afectaron hoy en día se puede disfrutar de esta maravillosa ciudad con casi todo su patrimonio en perfecto estado.
Nada más llegar al centro histórico llaman la atención las imponentes murallas, muy bien conservadas, que rodean toda la ciudad. Cualquiera de sus bonitas puertas dan acceso a todo el recinto del casco histórico. La verdad que lo tienen bien montado, unos paneles informativos junto a un mapa nos dieron la información necesaria para hacer una ruta por los principales puntos de interés.
A parte de decenas de iglesias, el Duomo, torres, palacetes (podríamos daros la chapa citando cada uno de ellos, las fechas, estilos y grandes protagonistas de la historia de Lucca, pero para esto ya están las guías!) y un agradable paseo por las murallas, quizás lo que más nos llamó la atención fue la plaza conocida como la Piazza del Anfiteatro. Una plaza circular asentada en lo que en su día fue un anfiteatro romano.



Paseando por sus calles nos paramos a tomar un café (en un bar sin más) pero resultó que el camarero tenia raíces argentinas (su abuela nació allí) y además estuvo estudiando en Málaga con lo que hablaba un español muy correcto, eso sí con un deje andaluz bastante gracioso. Pues bien, Marcelo nos contó que Lucca era una ciudad con bastante poder adquisitivo y con cierta tendencia a la derecha en cuanto a temas políticos.

Como dato curioso, también nos explicó que en Italia la manera de evaluar a los alumnos no es igual que en España. Según él, en España es más fácil! Para empezar siempre se necesita un 6 para aprobar. Y curioso también, siempre tienen exámenes escritos y orales. La chuleta en Italia no sirve!


Siguiendo con nuestro paseo y con las cosas originales que nos gusta contar, tendríamos que destacar dos: para empezar la existencia de antiguos interfonos en varias de las casas y palacios de la ciudad, formados por una especie de tirador, que suponemos haría sonar el timbre en el piso en cuestión.

A continuación un gran hallazgo, el Dog Bar, un comedero y bebedero de perros a la puerta de una tienda. Ika, como no, aprovechó para hacerse un rico tentempié!
Dueto de interfonos

Aprovechamos la ocasión para comentar que Italia es un sitio genial para viajar con perros. Nos dejan entrar a casi todos los lugares sin ningún problema. Como dicen los Italianos, si no entra el perro no entra el cliente!

Y así es, más de una vez nos han salido los dueños de los comercios a decirnos que no hacía falta que dejáramos a las perras fuera, que podíamos entrar sin problema.
La regla es: los negocios que no quieren que entren lo ponen en la puerta, Llama la atención que por ejemplo hay carteles de prohibido entrar perros en las iglesias.

En fin, abandonamos la bonita Lucca para pasar noche a una de las ciudades más y a la vez menos turísticas de Italia: Pisa.

Pensareis ... pero que dicen estos? Pisa poco turística? Pues si! La mayoría de personas que se acercan a la ciudad hacen la foto a la Torre de Pisa y se van.

Nosotros llegamos al área de autocaravanas que hay en la ciudad. Bastante bien situada y a un buen precio. Aparcamos la furgo, cogimos las bicis y nos fuimos a conocer la ciudad.

 Grata sorpresa la que nos llevamos! Con el centro histórico situado al lado del río Arno y al sur de toda la guirada, Pisa goza de un ambiente genial! Plazas con gente en las terrazas, mogollón de peña joven (Pisa cuenta con muchísimas universidades), en fin, nos gustó mucho!


Y si ... pasamos por la famosa torre inclinada ... que torcida está! Tuvimos la suerte de estar casi solos, era de noche, hacía frío y mucha humedad, pero la experiencia fue buena. Tanto la Torre como el Duomo y el Baptisterio son realmente impresionantes!



Y para terminar la velada cenamos un ... Panuzzo!! Buuuuaaaaa!!!! Que barbaridad!! Menos mal que al salir tuvimos que coger la bici para "fer baixar" porque salimos de ahí ... hechos unas bolas!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario