miércoles, 10 de agosto de 2011

NORUEGA - PARQUE NACIONAL JOSTEDALSBREEN - De Fjærland a Lom

Salimos de Bergen y nos dirigimos hacía Fjærland, previo paso por un ferry para cruzar el Sognefjord, el cual nos salió gratis porque nadie nos vino a cobrar y nosotros tampoco fuimos a buscar a los cobradores .. así que uno por otros, el ferry gratis!

De nuevo en tierra seguimos unos cuantos kilómetros más, perseguidos por un camión asesino. Qué es un camión asesino? Pues bien, se trata de un trailer, normalmente de doble remolque, siempre con matricula noruega y que parece desconocer que tiene frenos y los limites de velocidad de su país. El modus operandi es el siguiente: Se ponen detrás, te acecha, te pita como un loco y no para hasta que acojonado te apartas! En este país el peligro no son las carreteras si no los camioneros!

Tras apartarnos y por suerte no encontrarnos a ninguno más, seguimos nuestra ruta hasta llegar a Fjærland, un diminuto pueblo situado a orillas del fiordo y entre dos de las lenguas más accesibles del glaciar Jostedalbreen. El pueblo nos pareció muy mono y aprovechamos la tarde para dar una vuelta por sus dos calles y chafardear los múltiples pequeños puestos de libros de segunda mano que hay repartidos por todos lados. Obviamente la mayoría en noruego, aunque también puedes encontrar alguno en inglés.

Pasamos noche con unas estupendas vistas al fiordo y al glaciar y a la mañana siguiente nos fuimos a ver de cerca las dos lenguas de la zona, pues habíamos leído que era fácil acceder en coche y así nuestra perras podrían vacilar delante de otros perritos de que han estado en un glaciar!

Primero fuimos a la lengua llamada Bøyabreen, donde todos pudimos alcanzar fácilmente el hielo. La verdad que tras haber hecho una excursión en el Folgefonna por encima del glaciar, pues ver un poco de hielo blanco y a lo lejos el hielo azul no impresiona tanto! Pero bueno, siempre vale la pena acercarse a ver este tipo de espectáculo de la naturaleza y más viendo las fotos que tenían en el parking donde se veía el retroceso enorme de la lengua en los últimos años. Nos lo estamos cargando todo!!




Como era pronto y ya que estábamos en la zona nos acercamos a ver la segunda de las lenguas, llamada Supphellebreen, en la info turística ya nos habían avisado que era bastante más turística, ya que llegan autocares, hay tienda de souvenirs y restaurante, pero bueno tiene la peculiaridad de tener un gran lago a los pies de la lengua. Así que para ahí que nos fuimos, con un sol y un calor increíble!


Con la intención de hacer una nueva excursión por el glaciar, que poco después descartamos por precio y porque vimos que era lo mismo que habíamos hecho, cogimos una pequeña carretera que sale de Gaupne hacía la lengua Nigardsbreen. Esta discurre por todo un valle en paralelo a un río de agua proveniente del glaciar. Es impresionante el color que tiene el agua, es de un azul tan claro y cristalino que parece casi blanca. Os dejamos una foto aunque es difícil de captar con una cámara el tono del agua.


Casi al final de la carretera llegamos al pueblo de Jostedal, donde se organizan muchas de las excursiones por la zona, y desde ahí puedes tener una buena visión lejana de la lengua Nigardsbreen. Tenemos que decir que hay una carretera de pago que te adentra un poco más en el parque nacional pero nosotros no pagamos, pusimos el teleobjetivo a la cámara y fue como estar a dos pasos del hielo! La verdad que esta lengua es impresionante!


Pasamos noche en un parking al inicio del Parque Nacional del Jotunheimen, en la carretera 55. Al día siguiente afrontamos esta carretera, una de las más bonitas que hemos hecho por el momento. Esta es la más alta del norte de Europa y transcurre cercana a los picos más altos del país, los cuales puedes ver cubiertos de nieve y de glaciares. El paisaje es precioso e invita a parar cada dos por tres a admirarlo y echar unas fotos. La zona ofrece muchos senderos, que seguro son una maravilla, pero nosotros los hemos tenido que dejar para el próximo viaje a este país! Pues algo hay que descartar.

Aun maravillados con el paisaje visto, empezamos a descender hasta llegar a Lom. Vaya montaje que tienen en Lom! Autocares, japoneses, gasolina cara, servicios para ac's de pago, mil tiendas de souvenirs ... pero eso si, dicen tener la mejor agua del país! Así que tras esperar que otro compadre español se llenara todas sus garrafas, llegó nuestro turno y el de nuestro bidón de 20 litros!! mmm .. que rica que está el agua de Lom!

Pero si hay tanto turista es por algo, y más si son japoneses, estos no vienen a ver cualquier cosa. Y así es, tienen una Stavkirke muy bonita la cual tuvimos que ver con lluvia cosa que hizo que la pudiéramos ver un poco más tranquilos.

Nos gustaría hacer una aclaración: Cuando hablamos de un montaje turístico en este país no tiene nada que ver con los destrozos que hacemos en España. En un país donde todo es tan tranquilo, donde todo es naturaleza, vacas, ovejas, supuestos renos que aún no hemos visto y pocas casas sorprende ver un pueblo donde todo el centro está destinado al turismo.

Así que tras hacerle unas cuantas fotos a la iglesia, seguimos nuestra ruta, próximo destino Dombås en busca de los Musk Ox!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario