martes, 5 de julio de 2011

SUECIA - GÖTEBORG Y KUNGÄLV

Ya hemos llegado a Suecia y tras una breve parada en la playa de Falkenberg donde pasamos la primera noche llegamos a la segunda ciudad del país con el puerto más importante de escandinavia, Göteborg.

Tras dar 500 vueltas para encontrar algún lugar gratuito donde dejar a Furguiburi y ver que es algo imposible si no es que te vas muy lejos, cosa que no nos interesaba pues solo queríamos pasar el día, decidimos volver al centro y aparcar en uno de los múltiples parkings que ofrece la ciudad y pagar religiosamente 8 kr/time (unos 90 cent/ hora). Que vergüenza las tarifas de la zona verde de nuestra querida ciudad, aparcar en un lugar parecido podría costar 3 o 4 veces más y el nivel de vida del país... sin comentarios, bueno si un comentario: ladrones!


Ya aparcados empezamos nuestro paseo y lo primero que encontramos fue un ambientazo increible en lo que parecía ser un gran centro comercial, pero no como los que conocemos. Allí directamente cubren las calles, y los comercios quedan en una gran zona interior refugiados del mal clima lo que permite pasear durante todos los días del año. Allí encontramos una oficina de turismo y nos hicimos con un mapa que nos ayudó a organizar un poco la visita.

Un pequeño canal bordea la zona centro de la ciudad y varias calles lo cortan creando algunas pequeñas plazas donde se sitúan los principles edificios, ayuntamiento, catedral, etc. Este canal da mucha vida a la ciudad y es lugar de reunión de los suecos cuando sale el sol. Desemboca en el gran Göta älv (Göta canal) donde puedes encontrar la zona portuaria y de gran actividad industrial.

Otra de las calles importantes del centro es la famosa Avenyn, repleta de restaurantes y tiendas para turistas. Esta calle te lleva hasta la Götaplatsen famosa por la escultura de Poseidón del sueco Carl Miles y por albergar varios de los museos importantes de la ciudad.

Un poco más apartado del centro se encuentra el barrio de Haga, fundado en 1648 y donde se alojaba la población obrera de la ciudad. Hoy en día mantiene la misma estructura que antaño, el barrio en forma de cuadrícula esta formado por grandes pabellones que hoy en día se han rehabilitado creando viviendas en su interior. Pequeños comercios y pequeños cafés ambientan el lugar. Un sitio tranquilo y curioso de conocer.

Así concluyó nuestra visita a Göteborg, una ciudad muy cosmopolita sin ningún gran atractivo a nivel turístico pero con un gran ambiente y donde pasar un buen día.

Como no había lugar donde dormir gratuitamente decidimos marcharnos al pueblo más cercano y este era Kungälv. Un pueblo situado a orillas del Göta canal con una bonita zona antigua y coronado por una gran fortaleza llamada Bohus Fästning. Nos encontramos con una zona habilitada para autocaravanas en la misma orilla del canal junto a un pequeño puerto (mirar dónde dormimos). Allí pasamos un par de días muy tranquilos aprovechando para tomar el sol, compartiendo paseo con un rebaño de ovejas y arreglando la gotera de la claraboya que desde hacia unos días nos estaba acompañando y nos ayudaba a disfrutar del clima exterior en el interior de la furgo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario