domingo, 10 de julio de 2011

SUECIA - BOHUSLÄN

Nuestra ruta siguió hacía la costa situada al norte de Göteborg, conocida como la Bohuslän Coast.
Es una zona repleta de islas de diferentes tamaños en las que se encuentran varios pequeños pueblos costeros en los cuales la actividad principal es la pesca y el turismo en verano. Todos mantienen un estilo bastante parecido, pequeñas casas de madera rojas o blancas, con sus embarcaderos y sus pequeños puertos.

Para poder acceder a la mayoría de estos pueblos han construido puentes que unen las islas con tierra firme o entre ellas. Aún así hay islas a las que solo se puede acceder en transbordador, además de muchísimas otras en las que no vive nadie.

Es un sitio maravilloso y que recomendamos a todo el mundo que tenga ocasión de venir por estas tierras.

Nuestra primera parada fue en Kladesholmen un pueblo que hasta hace pocos años vivía de la pesca y la manipulación del arenque pero hoy en día quedan pocas factorías debido a la gran reducción del pescado en la zona.



Poca cosa más hay que explicar de este pueblo, como del resto, lo bonito del lugar es pasear entre sus casas y disfrutar del entorno. Eso si, es de los más bonitos de toda la zona y de los menos turísticos cosa que hace poder sentir la tranquilidad del lugar.

El segundo pueblo donde paramos fue Ronnäng, más grande que el anterior y con una linea costera que nos recordó mucho a Skagen, parecido que se irá repitiendo al largo de toda esta zona.
Astol
Llegamos a este pueblo con la intención de coger el tranbordador que lleva a Astol, un pueblo-isla sin coches a pocas millas de Ronnäng.  Pero finalmente nos conformamos con verla desde lejos porque creimos que tampoco valía la pena pagar el coste del transbordador.
Como cosa destacable del pueblo su playa, en la que pasamos una buena tarde, aunque lo que más nos sorprendió fué que la mayoria de suecos no estaban en la arena sino en una zona de césped de al lado.



En estas aguas muy limpias nos encontramos que al meter los pies podías disfrutar de un tratamiento de limpieza de impurezas en los pies gratuito!

Al día siguiente nos fuimos Mollösund, para nosotros el pueblo más bonito y curioso de toda la zona. La parte antigua y pescadora del pueblo esta formada por un laberinto de pequeñisimas callejuelas en el que de golpe te encuentras sumergido entre casas de madera aguantadas por piedras colocadas unas encima de las otras desafiando la ley de la gravedad.

La mayoria de estas callejuelas dan al mar tranformandose en embarcaderos de madera donde los habitantes del lugar tienen sus pequeñas barcas y sus zonas de baño.

Precioso lugar dificil de describir con palabras así que os recomendamos a todos una visita a este peculiar pueblo!
El resto del pueblo sigue la dinámica de los anteriores, con su puerto de recreo, sus casitas de madera y algún que otro restaurante.

Seguimos ruta y nos plantamos en Smogen, el pueblo más turístico de todos lo de la zona.  Es el pueblo que tiene más infraestructura turística, apartamentos, hoteles muchos retaurantes además de ser el único que tiene un paseo marítimo.




Este paseo, de madera, es lo más destacable del pueblo y es el encargado de llevarte a la zona más curiosa del lugar. Al final, dejando atrás los yates y veleros, llegas a una zona donde amarran los pequeños barcos de los locales acompañado de las pequeñas casetas de maderas típicas de la zona donde antiguamente guardaban sus utensilios los pescadores.


Lo que nos llamó muchísimo la atención es la cantidad de medusas que hay en el lugar, todo el pueblo esta invadido de estos seres vivos. A ellos parece no importarles demasiado, pero a todos los turistas nos alucinaba! En este caso un video vale más que mil palabras!!


Y ya como última parada Fjällbacka, quizás el pueblo con un turísmo de mayor poder adquisitivo y famoso por ser el lugar de veraneo de Ingrid Bergman. El pueblo es mono en la misma dinámica que sus vecinos. Como cosa destacable los numerosos islotes con vegetación que tiene a su arrededor creando un paisaje curioso.



Por el camino es fácil encontrarse con buenos lugares donde pasar un día tranquilo a orillas del mar, como el que nos encontramos nosotros en un pequeño puerto al margen de la carretera. Donde por fin, nos pudimos dar el primer baño de la temporada, y quién sabe si el último!!


Comentar que otra cosa curiosa que nos encontramos al largo de toda esta zona fue que muchos de los vecinos decoran y personalizan sus buzones de maneras muy diferentes, os dejamos una muestra:













Y de esta manera nos despedimos de la magnifica Bohuslän, repetimos, maravillosa y muy recomendable!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario