miércoles, 20 de julio de 2011

NORUEGA – ASCENSIÓN AL GAUSTA

Tras una muy bonita y estrecha carretera de montaña (de Saulan a Rjukan) llegamos al parking de la base del Gausta, que según dicen es una de las montañas más bonitas de toda Noruega. El parking se encuentra a unos 1100 metros justo enfrente del inicio del sendero y rodeado de montañas y lagos. Un lugar precioso! Como llegamos tarde decidimos quedarnos lo que quedaba de día en este entorno maravilloso, eso sí, con un frio bastante considerable, lógico estando en las alturas que estábamos.

Llegó la mañana siguiente, nos calzamos las chirucas, nos abrigamos bien y empezamos nuestra primera ascensión a un pico de 1800 metros. Hay que decir que todo el camino esta muy bien señalizado, en ningún momento tienes ninguna duda de hacía donde ir.

En el primer tramo, el paisaje es de piedra y de algunas pequeñas hierbas y matorrales que sirven de alimento a las ovejas que pastan libremente por la montaña y pequeños riachuelos provenientes del deshielo les provienen del agua necesaria para poder vivir.

Descubrimos que  Ika seria una buena perra pastora, pues en un momento dado de la subida se nos fue detrás de un grupo de ovejas como una loca, pero finalmente la pudimos controlar y enterarnos de que hay que ir con ojo con las ovejas y nuestra querida pelluda!


Una vez dejado esta parte del sendero, todo lo que le sigue es subida subida y más subida entre pequeñas y grandes piedras y así durante un par de horas. Eso si, el paisaje que te da el poder estar en tanta altura es espectacular! Lagos de alta montaña, vistas sobre el pueblo de Rjukan en el valle, la niebla y las nubes reposando sobre las montañas .. impresionante!



Después de que Irene casi echara uno o los dos pulmones por el camino, de que Javi se lesionara la rodilla y de ver que las que mejor están en forma de toda la familia son las perras llegamos a la cima acompañados por lluvia y una densa niebla que no nos dejó ver absolutamente nada desde los 1800 metros, hasta costaba ver a más de un palmo!Aunque siempre es gratificante conseguir una meta propuesta!!


Y llegaba el momento menos cansado de todo, bajar!!  A medida que íbamos bajando la niebla y la lluvia iba desapareciendo y de nuevo aparecieron los maravillosos paisajes de la zona.



Echos polvos  pero muy contentos llegamos a la furgo y tras una buena comida y un merecido descanso nos fuimos a ver el pueblo de Rjukan y la Rjukanfossen (cascada de Rjukan) que la verdad fue un chasco pues como desvían mucho de su caudal a la central hidroeléctrica la pobre cascada esta muy esquifida y no es nada espectacular. El pueblo de Rjukan tampoco merece mucho la pena asi que seguimos nuestro camino hacía el Valle del Setesdal nuestra siguiente parada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario