domingo, 15 de mayo de 2011

HOLANDA - BOURTANGE

Se agotan nuestros días en Holanda, aunque este maravilloso país nos ha acogido durante estos dos últimos meses, ha llegado el momento de emprender ruta hacía el norte de Europa que el sol ya va subiendo y las tierras de los vikingos nos estan esperando!

Antes de pasar la frontera teniamos un par de cosas pendientes en este país: Ir a una area que nos recomendó un amigo jubilado holandés por ser su preferida y ir a Bourtange un pueblo curioso.

Decidimos ir a pasar un día tranquilo a la area que nos recomendó el hombre que conocimos en Afsluitdijk, este hombre es digno de mención: Estuvimos hablando con él y otro hombre de la quinta un buen rato, nos marcaron en nuestro mapa varios sitios donde dormir, nos regaló un librito de areas de autocaravana de Alemania y además llamaba la atención una foto que llevaba en el morro de su autocaravana de su perro que había muerto hacia unos meses .. muy buen hombre!!


El area, como ya comentamos en el apartado de Dónde dormimos? se encuentra en un rincón muy acojedor dentro de un pueblo que no vale demasiado.  Aprovechamos para rellenar y vaciar depósitos y aprovechando la electricidad sacamos nuestro maravilloso horno para hacernos unas pizzas y unos panninis caseros!!




Tras el día tranquilo en el área, arrancamos y nos fuimos a Bourtange.

Para entender la gracia de este pueblo hemos buscado una foto en Google para que se pueda apreciar bien la grandeza del lugar.

El pueblo es diminuto, consta de una plaza en el centro de la estrella y diferentes calles que salen de ella hacía las puntas. Todo rodeado de un foso y de la muralla. Es una fortificación construida en el 1500 y restaurada posteriormente en 1964 dándole la apariencia que tenia en 1742.

BourtangeOs dejamos una foto si más no curiosa, por lo que podimos oir que explicaba un guía a un grupo son lavabos de la época y como es evidente no se gastaban mucho en tema de desagues y cañerias .. directo al agua!







Molino BourtangeMolino BourtangeEl paseo por el pueblo es muy corto aunque no poco interesante, era Molendaag, el día del molino, y estaba el molino del pueblo en funcionamiento y abierto para entrar al interior.

Así que aprovechamos la ocasión de meternos en un molino auténtico holandés y realmente valió la pena. Hacía bastante viento y el ruido y el movimiento eran considerables, daba su mal rollito! Pero bueno pudimos ver las entrañas del molino.

El paseo por la muralla que junto al foso rodea todo el pueblo es también muy agradable y permite disfrutar de unos bonitos paisajes. Además no es un lugar excesivamente turístico por lo que el ambiente es muy relajado.

Parece que ahora si ha llegado el momento de despedirnos de este magnifico país, nos vamos con muy buen sabor de boca y sabiendo que es un país donde volveremos!! Así que... Hasta pronto Holanda!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario