viernes, 1 de abril de 2011

HOLANDA - DEN HAAG

Hacía no lo sabíamos! Estábamos dormidos y no nos enterábamos de nada, solo sabíamos que nuestro siguiente destino era Den Haag y estaba a 20 km de Delft así que decidimos ir para ahí. TomTom nos llevó a Schveningen la playa de Den Haag pero ahí todo es de pago así que nos fuimos a ver que se ofrecían las calles cercanas. Finalmente, sin dar demasiadas vueltas eran ya casi las 2, encontramos un sitio entre un colegio y unas casas que fue perfecto.
Nos despertamos, llovía y las ganas de ir a visitar la ciudad se esfumaron y decidimos ir a buscar un sitio donde aparcar y tener wifi. Parecía una misión complicada pero de repente ante nuestros ojos un edificio gigantesco y lleno de pisos. Cuantas redes!! Y un sitio delante para aparcar, así que probamos y premio! Wifi y del bueno! Así que aparcamos bien y nos instalamos para pasar un día relajado y conectados!

Hoy, nos hemos despertado tardísimo y después de dar una vuelta con las perras y ver como ir hasta el centro sin las bicis, pues hoy nos daba palo cogerlas hemos comido y nos hemos ido a pasar la tarde por la ciudad institucional holandesa.

La verdad, hemos llegado a una estación nos han dado un mapa y hemos seguido la linea roja que marcaba el mapa así que hemos visto solo lo más destacado, no hemos tenido tiempo de perdernos por sus calles aunque con 4 horitas que hemos estado por ahí hemos tenido suficiente.
Hemos disfrutado del paseo por los palacios, alguno de ellos sede de instituciones políticas, por sus calles, sus plazas además esta tarde ha salido el sol y los holandeses que son como caracoles, han abarrotado las terrazas como si de hojas de lechuga se tratase.

Parece que están empezando a crear un zona de rascacielos a lo estilo Rotterdam en medio de la ciudad, no sabemos hacía donde avanza esta moda, esperemos que sepan mantener el encanto!
Así que después de nuestro paseo hemos cogido de nuevo el tranvia (aquí no te ponen ningún problema con los perros solo te dicen que no los pongas en el asiento) y nos hemos vuelto a la furguiburi que tranquila estaba aparcada al lado de la parada.

Y aquí estamos, preparando la cena y acabando de escribiros esta nueva entrega. Mañana nos dirigimos a un nuevo destino, no sabemos si encontraremos a buenos samaritanos que cedan gratuitamente su internet, así que ya os contaremos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario